miércoles, 16 de septiembre de 2009

MI COLCHA DE LOS DESEOS







Leyendo a varias amigas que están haciendo sus colchas de los 100 deseos, como Andrea, Vanina, Belinda me he decidido con ayuda de todas las personas que lo deseen, a empezar una colcha para que se convierta en una tradición en mi familia, en este momento no será para alguien en especial, será para mi familia y me gustaría que participaran en el intercambio de deseos.

Pienso que los retales pueden ser de 25 x 25cms, y el retal pequeño de 5 x 5cms pegado en la tarjeta de los buenos deseos de ustedes y este se colocará en el álbum que documentará la procedencia de las telas.

En el margen derecho voy a colocar mi dirección postal para el envío de los pedacitos de tela, además las direcciones de las amigas que la están confeccionando, para que también si alguien lo tiene a bien participen con ellas. Si alguna persona está interesada en hacer el intercambio conmigo, le ruego me envíe un correo con su dirección para hacerle llegar mi tela y mis deseos.

En el Norte de China esta leyenda se ha convertido en una tradición: hacer una BAI JIA BEI o COLCHA DE LOS 100 DESEOS, invitando a 100 amigos y familiares a contribuir con un retal cuadrado de tela y acompañado de un deseo. Los 100 trozos, cosidos juntos, se convierte en una colcha que tiene la suerte, energía y los buenos deseos de todas las personas que han contribuido a su confección. Según la tradición la manta pasara de generación en generación.


Ésta es la leyenda: "La última emperatriz de la dinastía Quing fue una simple concubina hasta el día que tuvo la suerte de dar a luz al único hijo varón del emperador. Durante un tiempo se vio forzada a dejar solo a su hijo y concibió un plan para protegerle de las viejas esposas del emperador y obligar a las poderosas familias Manchúes a cesar en su empeño de reclamar el trono: A cada uno de los jefes de los cien clanes más poderosos del Imperio le pidió una bobina de la mejor seda. Encargo a los costureros del palacio que cortaran estas piezas en pedacitos más pequeños y con estos trozos hacer un traje para su hijo. Así simbólicamente, pertenecía a cada una de estas cien nobles y poderosas familias. Y bajo su protección los dioses no osarían hacerle daño."





GRACIAS POR AYUDARME EN ESTE PROYECTO TAN IMPORTANTE EN MI VIDA.